Muchas veces las marcas y más concretamente los creativos se “inspiran” en tendencias o influencias que tienen a su alrededor. Hoy os presentamos uno de esos casos.

Ikea una marca que tiene un sello de originalidad en todas sus acciones, sorprende al público italiano haciendo una adaptación de elementos del más puro street art para una campaña publicitaria.

Son figuras sacadas del mundo de Bansky y Obey y puestas al servicio de la publicidad.

Justo esta semana hablamos con gente del mundo del graffiti español y nos contaba que la publicidad debía de beber más del graffiti, puesto que ellos se dedican a generar impactos. Quizá sea una idea que haya que pensar ¿No os parece?

Anuncios