¿Recuerdan la acción que hace unas cuantas semanas vimos de Leo Burnett ?
Un creativo de la agencia, más concretamente Fred, decidió tatuarse. Al no saber que podía hacerse tomo una decisión un tanto arriesgada.
Fred decidió tatuarse un código QR en su brazo y poner a disposición de cualquier anunciante dicho código mediante una subasta en Ebay. La acción llamaba la atención por su novedad y pronto muchos fuimos los que nos hicimos eco de dicha noticia.

Pero al cabo de unos días la puja por el dichoso código se disparo y Ebay aviso del problema. Al final la cosa no acabo como Fred pensaba y aquí os dejamos la solución.

Queremos saber vuestra opinión ¿Es acertada esta acción o simplemente es una acción puntual que ha generado mucho ruido pero solo se ha quedado en eso?.



De regalo y por ser viernes os dejamos con un vídeo subido por un tal Fred Bosch que probablemente sea el protagonista de esta campaña, donde podemos ver el código QR y su lectura.

Anuncios