El arte de la ralentización del tiempo es una práctica cada vez más habitual.

Esta vez ha sido BMW, en su spot “Bullet” para el BMW M5, quien hace uso de esta forma de retratar la realidad.

La verdad es que gracias a la ralentización se pone de manifiesto una de las características del coche, su velocidad.

Nosotros hemos encontrado un frame exquisito que queremos compartir con vosotros.

Gracias a We love advertising por ponernos en la pista.



Anuncios