Acabamos de descubrir a Shaka, un artista urbano francés que nos propone una técnica muy singular. Es una mezcla de graffiti y escultura, convirtiendo cada pieza en una explosión de volumen y color.

Con una temática muy social, representando la calle, sus obras nos trasladan a la libertad y la trasgresión que va implicito en el arte urbano.

Esperamos que disfrutéis las obras tanto como nosotros. vía This is colossal.









Anuncios