La gente de Vichy se ha metido en el mundo de los test y han extraído una serie de conclusiones cuanto menos curiosas.
Se supone que han descubierto todo aquello que el público desea encontrarse en un anuncio, y la verdad que no andan desencaminados.
Nosotros mataríamos por la ovejahete, o por una abuela con brackets y no digamos un perro tocando el uke le le.
Os dejamos esta locura de spot que a nosotros nos ha cautivado por su humor.



info vía @enrique de los arcos.
Si alguien conoce la agencia encargada de semejante pieza no dude en comunicarlo. Gracias por el apoyo.