Si te ven con esas zapatillas por la calle pueden decirte que son más falsas que unos calcetines Nikei. Pero esa marca no la has escogido tu, ha sido el azar quien la puso en tu zapatilla y el descuido de un dueño que dejo las “caquitas” de su perro sueltas por la ciudad.
Os traemos las gráficas que la agencia Kitchen ha hecho en Praga para acabar con las molestas defecaciones caninas en plena calle. Nos gusta la dirección de arte ergo nos gusta la campaña.

¿Qué os parece? ¿Demasiado escatológica?

SHit is not a brand1shit is not a brand2shit is not a brand3